Consejos para favorecer la presencia de bacterias beneficiosas para el organismo

 Consejos para favorecer la presencia de bacterias beneficiosas para el organismo


 Uno de los más curiosos secretos del cuerpo humano son las bacterias beneficiosas que viven en su intestino. Estas se encargan de que puedas digerir los alimentos, pero además resultan ser las responsables de que tengas una salud y flora intestinal sanas. Asimismo, se encargan de convertir todo lo que comes en nutrientes que se puedan absorber por parte de tu cuerpo, y son la primera línea de defensa contra infecciones y enfermedades.

Pero, si no te alimentas correctamente, estas bacterias beneficiosas pueden verse afectadas. ¿Quieres saber cómo tener un microbioma saludable? ¡Te lo contamos!

1. Bebe agua

La importancia de beber agua es enorme, y no puede faltar en un listado como este. Garantiza que tus tejidos y órganos estén sanos, colaborando con el transporte de oxígeno, manteniendo la temperatura del cuerpo… En resumen, el agua está implicada en la mayoría de funciones y procesos de tu organismo. Además, se encarga de que se absorban los nutrientes y minerales.

2. Alimentación equilibrada y saludable

La fibra tiene una función muy importante para garantizar la eliminación adecuada de los desechos del sistema digestivo. También ayuda a mantener sanas las células intestinales. Cuando no se ingiere en la cantidad adecuada, el microbioma intestinal se ve afectado y minimizado. La cantidad de cepas bacterianas beneficiosas para la salud disminuye entonces, en comparación con una persona que tenga una dieta rica en fibra.

Puedes incorporar esta sustancia mediante las verduras, frutas y alimentos integrales. En cambio, si no las consumes en cantidad adecuada será necesario que tomes algún complemento nutricional. Un buen producto sería Eiralabs Inner Beauty Balance, pues incorpora probióticos y prebióticos. Estos tienen grandes beneficios tanto para tu piel como para tu salud intestinal. Recuerda, además, que las dietas ricas en grasas y azúcares pueden ser responsables de acabar con las bacterias intestinales. Como consecuencia, tu microbiota será menos diversa.

alimentación saludable organismo

3. Consume alimentos fermentados

Las bacterias son organismos vivos, y por tanto necesitan comer. Si sigues una alimentación variada y saludable, que incorpore alimentos fermentados que les proporcionan todo lo que necesitan, estarás fomentando un ecosistema diverso en tu intestino.

Pero, ¿qué tipo de alimentos fermentados es recomendable consumir? El kéfir, el kimfi o el chucrut, junto con algunos tipos de yogur, contienen todos probióticos que deberías consumir.

4. Realiza más ejercicio físico

La actividad física siempre se recomienda para tener un estilo de vida saludable. El motivo es que, gracias a esa actividad, puedes alentar el crecimiento de una serie de bacterias intestinales de lo más beneficiosas.

Por tanto, cambiar tus rutinas e incorporar en ellas ejercicio de manera regular estimulará tu organismo. También incrementará la actividad del intestino y evitará ciertos problemas digestivos. Además, con la actividad física incrementas el flujo sanguíneo y su irrigación a los músculos y al sistema digestivo.


bacterias beneficiosas organismo

5. No abusar de ciertos fármacos

Los antibióticos están diseñados para tratar infecciones o enfermedades; es decir, para eliminar bacterias. Dicho de otro modo: los antibióticos no diferencian una bacteria beneficiosa de una patógena. De hecho, algunos estudios indican que un uso abusivo de antibióticos puede alterar sustancialmente la diversidad y composición de nuestra flora intestinal.

Por otro lado existen otros fármacos, como el omeprazol o los antiinflamatorios, que pueden modificar las condiciones de vida de las bacterias, pudiendo llegar a dificultar su crecimiento. Lo mejor es tomarlos solo cuando sea estrictamente necesario.

6. Higiene adecuada

En la actualidad la higiene, en la mayoría de las personas, es superior a lo recomendable. Y esto, aunque parezca extraño, no ayuda tanto a la mejora de nuestra flora intestinal como debería. Como consecuencia, hay una falta de diversidad de microbios.

Eso sí: esto no quiere decir que haya que sacrificar la higiene básica. Solo que hay que encontrar un equilibrio adecuado. ¿Cómo se puede hacer? Pasando más tiempo en el exterior de las viviendas, teniendo mascotas, cuidando de huertos o jardines…

7. ¿Son recomendables los prebióticos y los probióticos?

Muchas personas los confunden, pero son muy diferentes… Aunque igualmente beneficiosos. Los probióticos permiten repoblar tu flora intestinal y evitan que las bacterias patógenas se adhieran a la mucosa intestinal. Es decir, que los yogures y el kéfir, por ejemplo, son una suerte de protectores.

Por su parte, los prebióticos sirven para que las denominadas bacterias buenas se alimenten. Encontrarás estas sustancias en plátanos, cebollas, tomates o alcachofas, por ejemplo.

8. Otros factores que pueden influir en el desarrollo del microbioma

Un descanso inadecuado, el estrés, el sedentarismo, las infecciones, la contaminación ambiental o el consumo de sustancias nocivas como el alcohol y el tabaco tienen una repercusión directa en el desarrollo de la microbiota. Presta atención a todo lo que introduces en tu cuerpo.

Te hemos ofrecido una serie de consejos con los que puedes favorecer la presencia de bacterias beneficiosas en tu organismo. Si no puedes seguirlos todos y compensar el desequilibrio existente, recuerda que puedes consumir ciertos tipos de complementos alimenticios. Con ellos combatirás el malestar digestivo, y te ayudarán a restaurar tu salud y sentirte mejor. ¿Te animas a probarlos?

Share this Post

EiralabsConsejos para favorecer la presencia de bacterias beneficiosas para el organismo