Antioxidantes: ¿cómo ayudan a que la piel se vea y sienta increíble?

Los antioxidantes son los encargados de neutralizar a uno de los responsables del proceso de envejecimiento: los radicales libres. Además te ayudan a lucir una piel sana y saludable, y colaboran en la producción de colágeno y se encargan de mantener la tonicidad y elasticidad de la piel.

¿Cuáles son los beneficios de los antioxidantes para la piel?

La piel es la parte más visible de tu organismo y donde se aprecian todos los cambios que sufres, incluido el envejecimiento. Este, junto a una carga elevada de radicales libres, hace que produzcas una menor cantidad de colágeno y elastina; además, el poco colágeno que continúas fabricando es de peor calidad. Como consecuencia, tu piel será menos elástica y aparecerán con mayor facilidad las manchas, la flacidez, las líneas de expresión más o menos profundas o las bolsas bajo los ojos.

Por otro lado, un exceso de radicales libres incidirá en todo tu organismo, puesto que afectará negativamente a todos los sistemas. Entre ellos destacamos el sistema inmunitario, que puede verse comprometido; por tanto, podrás padecer un mayor número de enfermedades e infecciones.

¿Cómo actúan los antioxidantes en la piel?

Un antioxidante es una molécula que inhibe a los radicales libres. Ayuda a estabilizar aquellas moléculas de tu organismo que sufren con la oxidación, y las mantiene equilibradas. De este modo evita el daño celular y contribuye a preservar la salud de tu piel. Asimismo, retrasa su desgaste, deterioro y envejecimiento.

¿Qué beneficios tienen para tu piel?

En el mercado existe una gran cantidad de productos cosméticos que contienen estas moléculas. Su finalidad no es otra que ofrecerte una piel radiante, sana y joven durante más tiempo. Te contamos algunos de sus beneficios.

  1. En primer lugar, existen nutricosméticos con acción antioxidante que promueven la neutralización de los radicales libres y producen colágeno. Dos casos significativos son Nine Collagen y Glow Collagen Active. Ambos contribuyen a mejorar el aspecto, la luminosidad y elasticidad de tu piel. Además, reducen los síntomas del envejecimiento. Como consecuencia, lucirás una piel sana, más suave y rejuvenecida.
  2. Por otro lado, la vitamina A es un antioxidante muy recomendado para lucir una piel sin imperfecciones. De hecho, es muy efectiva para combatir el acné y que luzcas una piel de calidad.
  3. Otro de los efectos positivos de los antioxidantes es que retrasan la aparición de los síntomas claros de envejecimiento (manchas arrugas, flacidez, etcétera). Por ello es muy importante escoger productos de calidad, como los que te ofrece Eiralabs, con los que combatir estos síntomas.
  4. Finalmente, algunos productos que tienen ingredientes de carácter antioxidante se benefician de su poder antiinflamatorio y antimanchas. Y, como consecuencia, mejoran tanto la textura como el tono de tu piel. También protegen frente a los daños originados por factores externos como la polución, el alcohol, el tabaco… Por eso se recomiendan especialmente para personas que no tienen una dieta equilibrada o que fuman con asiduidad.

Otras utilidades

Al margen de que estos elementos sean necesarios para evitar el envejecimiento prematuro y preservar la salud, su uso en la industria alimentaria también está muy extendido. Por ejemplo, las vitaminas E o C se suelen utilizar como conservantes.

Asimismo, se recomiendan a personas muy estresadas o con una piel reactiva. La acción antioxidante favorece una piel joven, suave, protegida frente al daño solar y con menor pigmentación.

 

Cómo tener una piel sana y evitar su oxidación

El proceso químico de oxidación de la piel es responsable de envejecer y destruir algunas células de tu organismo. La radiación, agentes infecciosos, químicos o la propia contaminación del aire son factores detonantes. Pero, ¿cuál es la mejor forma de frenarlo?

En realidad, tu propio organismo dispone de eficaces sistemas de defensa para neutralizar la oxidación. No obstante, en ciertas ocasiones no es suficiente debido a la inmensa cantidad de agresiones que se sufren a diario. En estos casos la mejor solución es optar por un cosmético tópico y un complemento alimenticio.

De este modo, Glow Collagen Active y Nine Collagen de Eiralabs son productos perfectos que se suman a tus mecanismos de defensa. La acción conjunta evitará los signos del envejecimiento y corregirá los molestos signos visibles, como manchas y arrugas.

Por otro lado, es posible prevenir la oxidación procedente de agentes externos y favorecer su reparación. Para ello debes combinar una rutina de belleza con productos adecuados y complementarla con un complemento alimenticio específico.

No olvides que la radiación solar, especialmente la radiación UVA, que impacta a diario en tu piel juega un papel principal en el proceso de envejecimiento. Esta tiene la capacidad de inducir la formación de radicales libres, y por ese motivo debes incluir en tu rutina de belleza un factor de protección solar durante todo el año. Por supuesto, siempre en función de tu tipo de piel.

Ahora conoces todos los beneficios que tiene el consumo de antioxidantes para lucir no solo una piel sana, sino hidratada, firme, elástica y con luminosidad, ¿A qué esperas para comprobarlo?

EiralabsAntioxidantes: ¿cómo ayudan a que la piel se vea y sienta increíble?