¡Vitamina C tu mejor aliada para mantener una piel radiante!

La nutricosmética es la ingesta de un suplemento alimenticio, que contiene una o varias sustancias naturales bioactivas concentradas, que se encuentran de forma habitual en los alimentos, y cuyo objetivo es complementar la nutrición para mantener la juventud de nuestros tejidos y preservar la belleza desde nuestro interior.

Para que la nutricosmética surja efecto se debería combinar con hábitos de vida saludables como una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, y cuidados externos. A diferencia de los sueros, cremas o mascarillas, los nutricosméticos actúan siempre desde el interior del organismo.

De entre la amplia gama de nutricosméticos que existen, Nos vamos a centrar en la Vitamina C (uno de los ingredientes cosméticos que de verdad funcionan según los dermatólogos de la Academia Española de Dermatología)

De todos es conocida por sus propiedades para curar el resfriado común por ejemplo. Pero hay más que esto, la Vitamina C es fuente de energía y luminosidad, atenúa manchas, contribuye a la regeneración celular, es un poderoso antioxidante, es imprescindible en la formación de colágeno y mejora los niveles de hidratación de la piel.

La Vitamina C es uno de muchos antioxidantes. Los antioxidantes son nutrientes que bloquean parte del daño causado por los radicales libres.

  • Los radicales libres se producen cuando el cuerpo descompone el alimento o cuando usted está expuesto al humo del tabaco o a la radiación.
  • La acumulación de radicales libres con el tiempo es ampliamente responsable del proceso de envejecimiento.
  • Los radicales libres pueden jugar un papel en el cáncer, la cardiopatía y trastornos como la artritis.
¿Porque es necesaria la Vitamina C?

El cuerpo no puede producir la Vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena. Por lo tanto, es importante incluir muchos alimentos que contengan esta vitamina en la dieta diaria o algún complemento alimenticio.

Hay publicados varios estudios científicos que muestran que un exceso de radiación UV induce estrés oxidativo, que afectaría la integridad genética de un organismo vivo, incluyendo la piel1. Una exposición excesiva a la radiación UV del sol se asocia con el fotoenvejecimiento, solo hay que comparar las partes del cuerpo más expuestas a la radiación UV que las que normalmente llevamos más protegidas. Esta radicación tiene como efecto principal la degradación del colágeno y la elastina de la piel debido a un aumento de la producción de radicales libres tras la exposición que se traduce en una degradación estructural de la piel causando envejecimiento de la piel que se caracteriza por la aparición de arrugas profundas gruesas, texturas, y pigmentación. Además de la radiación solar, hay otros hábitos del día a día que afectan al envejecimiento prematuro como la contaminación atmosférica, el humo del tabaco,…

¿Cómo actúa la Vitamina C?

La Vitamina C es un potente antioxidante gracias a su propiedad de ser hidrosoluble actúa como el mayor captador de elementos oxidantes en la fase acuosa del organismo, antes de que se produzca el ataque sobre otros elementos como los lípidos de las membranas celulares. Las células de la piel (queratinocitos) tienen la capacidad de acumular altos niveles de Vitamina C para prevenir los efectos de la radiación UVB, como el aumento de los niveles de peróxido o la inducción de la muerte celular.

Además gracias a su poder antiinflamatorio y de inactivar los radicales libres del oxígeno permite una fotoprotección más eficaz2 inhibiendo la pigmentación de la piel, lo que evita la formación de manchas; actúa descomponiendo la melanina, para blanquear las manchas ya existentes aportando un tono uniforme al color de la piel.

Un suplemento de Vitamina C adecuado aumenta la irrigación sanguínea, es decir posee un efecto vasodilatador que mejora el aporte de nutrientes y oxígeno a la epidermis y corregiría los rostros opacos, como el de los fumadores.

La Vitamina C posee un papel adicional en la cicatrización de heridas mediante el aumento de pro-colágeno y la síntesis de colágeno que estimulan la formación de la barrera de la piel.

 Resumiendo la Vitamina C nos ayuda:

–  Antioxidante mejora la piel y previene las arrugas

–  Disminuye los daños de la piel por la radiación solar

–  Favorece la hidratación de la piel

–  Fortalece el Sistema Inmune

–  Favorece la cicatrización de las heridas

Capsulas de Vitamina C que ayudan a mantener una piel Tersa y Luminosa
Recomendamos

Te Recomendamos Vitamina C de Eiralabs, Vitamina C está compuesto por Lípidos de Ácido ascórbico que nos aportan 6,25 veces más la dosis diaria recomendada de Vitamina C. El componente de estas capsulas es Pureway C®, está diseñado para prolongar la actividad de la Vitamina C en el cuerpo. Esto es debido gracias a los lípidos a los que se ha unido el ácido ascórbico, que actúan como transportadores de la Vitamina C al interior celular e incrementan la absorción intestinal y la distribución a los tejidos de manera más rápida y eficaz que otros tipos de Vitamina C y además permanece por más tiempo en el interior celular.

Si te ha gustado, comparte!

Eiralabs¡Vitamina C tu mejor aliada para mantener una piel radiante!